miércoles, 8 de julio de 2009

Freno

Hacía mucho tiempo que no me sentía así, por muchos años me costó trabajo identificar que sentía, no podía ponerle nombre, solamente sabía que no debía llorar, porque si empezaba, no iba a poder parar, entonces, de alguna manera, decreté no volver a hacerlo, son muy contadas las veces que he sentido escurrir esas las gotas tibias y saladas que salen cuando no hay palabras para eso que se está sintiendo, cuando sobrepasa cualquier lenguaje... soy vieja y aunque me cague (no lo de ser vieja), la hormona es traicionera. Ahora, han pasado muchas cosas (buenas y no tanto), muy rápido y digerir todo ha sido difícil, estoy mucho mejor que antes (eso sí) y además estás tu.

-Te comiste una catarina de chiquito porque pensabas que sabía a fresa.
-Todos dibujamos casitas y resbaladillas cuando pequeños, tu... dibujabas orquestas.
-Te fuiste a darte en la madre, dejar tu casa, “enfrentar al mundo” cuando tenías 16 años, para seguir el camino que querías, porque lo tenías claro desde los 10 años.
-Tu sabías que ibas a ser de tu vida cuando agarraste un violín a esa edad, todos decimos: voy a ser médico, arquitecto, piloto... pero ya lo pensaremos en unos 9 años cuando se sale de prepa. Tu lo decidiste así, con esa pasión, y sigues ahí, es como estudiar ingenieria, medicina o psicología desde los 10 años.
-Cuando estamos en el tráfico, te encanta hacer clusters con el claxon de otros coches.
-La primera vez que salimos, había un ruido en mi coche, bajé el radio, puse atención... como cuando se apaga el coche y lo primero que se hace, es abrir el cofre, (ja... como si uno supiera), preocupada te pregunté: ¿Qué es eso?, hiciste los ojos hacia arriba, prestando atención y así como así, tan natural me dijiste: “es un Re.”
-No lo pensaste dos veces cuando te pedí que me contaras un cuento, comenzaste a hablar de historias sin sentido, así de fluido, sin detenerte.
-Un día pediste reservación para papa johns, porque yo tenía un antojo feroz y tu, evidentemente no conocías esas pizzas.
-Creaste dos o más mundos paralelos, cada uno tiene su personalidad e historia, son lo opuesto a ti, gorditos, hablan español con acento ligeramente portugués, pocas personas los conocemos.
-Siempre has sido “universal” te gustan de todo tipo de mujeres, pero nunca haces nada por acercárteles.
-Te encanta hablar alemán, pero no por eso se queda atrás el portugués, francés, inglés e italiano.
-Jamás te has peleado con nadie, eres demasiado conciliador. La vida es tan ligera con los demás y el problema, muchas veces es contigo mismo.
-Odias lavar los trastes, rompes vasos a cada rato, pueden pasar meses los papeles en una mesa, una taza en el pasillo, cuando estas haciendo una cosa, olvidas a que ibas. Intentas lavar la licuadora y te cortas... distraído se queda corto.
-Me agarras de la mano y me llevas a toda velocidad al baño, me paras en la regadera y silbas para enseñarme como el lugar esta en si bemol.
-Al igual que yo, no puedes dormir con las puertas del closet abiertas, a diferencia mía, no puedes dormir con música.
-Eres gritón como buen norteño y tienes muchas palabras con ch.
-Apenas escuchaste cosas que no fueran Shostakovich, Sibelius, Mozart o Mahler hace un par de años.

Esto era sobre mí, pero acabé hablando de algunas razones por las cuales, mi vida ha sido mejor, ahora estoy vulnerable y mis hormonas no ayudan. Pero se que también pasará, es sólo que algunas veces, me da por ir a toda velocidad y hay que meter el freno...

3 comentarios:

Zully Ellyane dijo...

No es malo ser vulnerable... todos necesitamos un tiempo para serlo ... es parte de volver a sentirnos humanos... Un besote! =)

[Cams_Luna] dijo...

Así es de pronto alguien cambia completamente nuestro mundo... pero que hariamos sin ellos? jeje

Saludos Karlita espero que estes mucho mejor, ojala nos veamos pronto, te mando un abrazo muy fuerte y que la recuperación sea mas rapida de lo que ha sido hasta ahora =).

Refachadona dijo...

Zully:
Sip, sip es solo que me cuesta trabajo sentirme vulnerable, es como miedillo de volver a estar en terrenos pantanosos, jejee....

Gracias Cinturus!