lunes, 17 de noviembre de 2008

Octubres, noviembres y diciembres. Parte 2

Pasaron 3 años, otra vez diciembre, otra vez mi cumpleaños... esta vez, en el teléfono mi papá me felicitaba, me dijo que alguien me quería conocer (imaginen la película que pasó por mi cabeza... otra vez?, será...) otro hermanooo?, no, esta vez es mujer... M. 29 años, casada, divorciada y con un hijo de 6 años. Unos días después iríamos J. y yo a conocer a nuestra nueva hermana; abrió la puerta un niño de 6 años con ojitos azules: "hola, eres mi tia?", conocí a mi sobrino, a mi hermana M. y a su mamá MC, que después se volvería mi mamá adoptiva, pero no por mucho tiempo...
Al contar el resumen de la historia de nuestras vidas, MC nos dijo que en realidad, M. tenía un hermano gemelo, que murió a los pocos días de nacido. Tuve un hermano que era gemelo de M. La gran diferencia, de ser hija única a tener un hermano más chico, una hermana más grande y otro que murió. Cuando uno es hijo único, le pide a Santa o a los Reyes un hermanito, tardaron unos años, pero así fue.

Contador de gente nueva en mi vida:
J. hermano menor, su mamá con la que convivo muy poco, el esposo de la mamá, la hermana I. (que ahora sabíamos era su media hermana).

M. hermana mayor, su hijo, su mamá que decían los doctores tenía 3 meses de vida, su esposo; los hermanos más chicos de M : L y G, que también eran sus medios hermanos por lo tanto...

y no, no es ficción, continuará...